EL PLACER DE LO PROHIBIDO

Llevábamos un tiempo siendo solamente amigos, pero últimamente sentía una atracción bastante grande por Él a pesar de ser un hombre mayor mi cuerpo lo deseaba. Así que un día le pedí que me llevara a cierto lugar para poder compartir un tiempo con él y conocerlo mejor, y él acepto.

Estuvimos un buen tiempo hablando de los placeres de la vida, hasta que me decidí a besarlo, él siendo un hombre comprometido se sintió incómodo y se marchó.

Pero luego de ese momento creo que sembré una semilla de deseo en él. Nuevamente pedí su compañía, pero en esta ocasión fue diferente accedió a tomarse unos tragos conmigo en su vehículo. Sus ojos me besaban aún si su boca, lo hacía podía sentir que también me deseaba hasta que no aguanto y me besó con tanto placer que mojé mi ropa interior.

Introdujo sus dedos en mí que me hacía cada vez desearlo más, él desajustó su jean y sin mediar palabra finalmente en su carro y en la oscuridad como cómplice le hice sexo oral como nunca lo había hecho.

Escucha este relato en Spotify y en YouTube.

Relatos eróticos de Madame lautier.

Si quieres contactarnos y compartir tus relatos, escríbenos al correo [email protected]

0 comentarios

Vísita nuestra tienda en línea